¿Cual es el tratamiento para el síndrome de Turner en la actualidad?



Por dr.turner / hace 4 semanas / 0 Comentarios ».

La pérdida total o parcial de un cromosoma X durante el desarrollo del feto genera una pérdida genética que origina el síndrome de Turner. Esta enfermedad rara es perfectamente compatible con una vida normal y productiva, siempre y cuando se realice un control médico meticuloso. Las consecuencias son muy variables y no a todas las mujeres les afecta por igual, lo que significa que no todas tienen porque tener un tratamiento para el síndrome de Turner.

Actualidad de los tratamientos para el Sindrome de Turner o Monosomia X

Es cierto que no existe, hoy por hoy, una cura para erradir el síndrome por completo, pero sí que existe más de un tratamiento para el síndrome de Turner que ayuda a mejorar la calidad de vida y a suavizar algunas de las consecuencias o síntomas.

tratamiento para el sindrome de turner

Tratamiento del síndrome de Turner para niñas

Las niñas que sufren el síndrome de Turner son más pequeñas y bajitas de lo normal, por lo que es recomendable poner un tratamiento para conseguir que crezca a un ritmo más rápido. El tratamiento en este caso se realiza con hormonas del crecimiento, un tratamiento indicado para todos los niños que tienen problemas a la hora de crecer, no solo para las niñas del síndrome de Turner, claro está.

Este tratamiento para la monosomia X se realiza mediante inyecciones. Todos los días se le administrará a la niña una inyección diaria con hormonas del crecimiento como tratamiento. En algunos casos se añade una leve parte de andrógeno, que es una hormona masculina secundaria, para que crezcan más y les salga algo de vello a las niñas.

¿Por que se recomienda esto para tratar este sindrome?

Este tratamiento suele recomendarse cuatro años antes del cierre de la epífisis de los huesos, que es el momento en el que la persona ya no crece más, para que las niñas que tengan este síndrome sigan creciendo y aumentando su estatura.

Es cierto que este tratamiento no es nada cómodo, a nadie le gusta ponerse una inyección cada día, pero es el que mejor funciona en la edad de la niñez y es el tratamiento que ayuda a las niñas a crecer más rápido y más fuertes, ya que hay que tener en cuenta que desde pequeñas pueden tener problemas de osteoporosis.

Tratamiento del síndrome de Turner para adolescentes

Cuando una niña pasa de la niñez a la adolescencia empieza a desarrollar sus órganos sexuales. Le empieza a crecer el pecho, le sale vello y su figura empieza a moldearse. Pues bien, en adolescentes con síndrome de Turner esto no ocurre, hay que provocarlo con un tratamiento.

El tratamiento para favorecer el desarrollo de las adolescentes se suele comenzar a los 12 años para estimular el desarrollo de las mamas, del vello púbico y demás. El tratamiento que se les receta está compuesto por estrógenos, que son los que le ayudarán a que su desarrollo siga el ritmo de las demás niñas de su edad.

Recomendaciones generales para tratar la monosomia X

Por norma general se suele recomendar que se siga la terapia de estrógenos y progesterona hasta la edad de la menopausia ya que, de este modo, también estarán protegiendo los huesos de la osteoporosis, una consecuencia bastante común del síndrome de Turner. El especialista es el encargado de indicar cuándo se debe acabar el tratamiento en cada caso concreto.

El tratamiento de estrógenos es muy sencillo de seguir, tan solo hay que llevar un control médico exhaustivo para asegurarse de que todo marcha como debe y de que el desarrollo de la adolescente es correcto.

Tratamiento del síndrome de Turner para mujeres adultas

El mayor problema de las mujeres adultas con síndrome de Turner es el poder quedarse embarazada. Cuando falta un cromosoma X la cuestión se complica y tener hijos no es tan fácil, es más, muchas mujeres no experimentan la menstruación, por lo que parir es una meta muy complicada.

Es por ello por lo que el tratamiento que más se realiza en la edad adulta es la implantación de óvulos, ya fecundados, para poder ser madres. Es cierto que no es 100% seguro, pero muchas mujeres con síndrome de Turner han conseguido tener hijos, por lo que no es una misión imposible.

Tratamientos generales para la monosomia X

Cuando se tiene el síndrome de Turner no hay edad para un tratamiento ya que las consecuencias pueden aparecer en cualquier momento de la vida de las personas que lo sufren. Es por ello por lo que es muy importante hacerse revisiones anuales, como mínimo, para poder comprobar que todo está bien y que el tratamiento que se está siguiendo da resultado.

Principales síntomas que se producen en el organismo

Hay que prestar mucha atención a las enfermedades que están relacionadas con el metabolismo, como la diabetes o la obesidad, y poner un tratamiento adecuado para ello. Esta consecuencia es bastante común en las niñas que tienen síndrome de Turner, por lo que un tratamiento contra la tiroides, una buena alimentación y algo de ejercicio son pautas a seguir por las niñas con este trastorno.

Otros síntomas que pueden aparecer en las niñas con monosomia X

La hipertensión es otra de las consecuencias más habituales del síndrome de Turner, por ello es importante tener un tratamiento para reducir la presión arterial, que es lo que provoca la hipertensión, y controlar la ingesta de alimentos que aumenten la tensión, como, por ejemplo, la sal. Además, llevar un control de la tensión hará que se reduzcan los riesgos de sufrir alteraciones cardiacas como, por ejemplo, un infarto al corazón.

Entre el 5% y el 10% de los niños que padecen el síndrome tienen una disminución del calibre de la aorta a la salida del corazón. Esta dolencia se denomina coartación de la aorta y el único tratamiento posible es la corrección quirúrgica, que se realiza tan pronto se descubre.

Otros casos que se dan en las mujeres adultas con este sindrome

En el caso de las mujeres adultas, un 15%, aproximadamente, sufren de válvulas aórticas bicúspides, que no es otra cosa que una deformidad en la válvula que controla el paso de la sangre. En este caso el especialista será el encargado de decir si es mejor poner un tratamiento u operar directamente para acabar con esta deformación.

FUENTES DE INFORMACION

Un breve resumen…

En definitiva, es importante realizar un control habitual de la salud cuando se tiene el síndrome de Turner ya que no solo hay que tomar medidas contra este síndrome, sino que también se necesita tratamiento para paliar algunas consecuencias que surgen tras sufrir el trastorno

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *